Inicio » Dos hombres se irán turnando para vivir en Kenia con su amada
27.08.2013

Dos hombres se irán turnando para vivir en Kenia con su amada

Dos hombres en Kenia que luchaban por el amor de una misma mujer encontraron una solución salomónica: firmaron un acuerdo por lo que harán turnos para vivir con ella.

Sylvester Mwendwa y Elijah Kimani tomaron la decisión después de descubrir que habían sostenido una relación en paralelo con la misma promesa durante cuatro años.
Según el convenio, los dos hombres tendrán un calendario rotativo para vivir en la casa de la esposa compartida.
Ambos se comprometen también a colaborar en la crianza de los niños que ella pueda tener, independientemente de quién sea el padre biológico.

Mwendwa dijo a la BBC que esperaba que el contrato ayudara a “establecer los límites” y “mantener la paz” en la relación con la mujer, a la que dijo querer.
“Ella será como el árbitro, la cual podrá decir si quiere estar conmigo o con mi colega”, señaló el co-marido, en una entrevista con el programa “Focus en África”.
En tanto, la futura esposa-que es viuda de un matrimonio previo, tiene dos hijos y pidió reserva de su nombre-está contenta con el acuerdo de “casarse” por partida doble y dice que no puede vivir sin algún los hombres.

Un “harén” de hombres
El caso constituye un raro ejemplo de poliandria, como se dice en el matrimonio de una mujer con más de un hombre, que es una práctica poco habitual en comparación con la inversa: la unión de un hombre con muchas esposas a la vez.
El corresponsal de la BBC en Nairobi, David Okwembah, indicó que no hay comunidades en Kenia que abracen la poliandria, aunque tampoco es una práctica explícitamente prohibida por las leyes vigentes.

El contrato de “matrimonio” ha sido recibido con sorpresa por los kenianos y muchos lo han considerado inaceptable por cuestiones religiosas o culturales.

De acuerdo con expertos legales citados por el diario keniano Daily Nation, el doble matrimonio del trío sólo será válido si los hombres pueden demostrar que la poliandria forma parte de sus costumbres.
En defensa del acuerdo, Mwendwa señaló que el contrato era la mejor solución que había encontrado para poner fin a la rivalidad con Kimani, el otro amante de su promesa.

“Cada uno respetará los tiempos que le corresponden … Nadie nos ha forzado a hacer este acuerdo”, indicó el hombre.

No hay comentarios

Deja tu comentario