Inicio » La estabilidad de Egipto: Clave para Estados Unidos y Europa
21.08.2013

La estabilidad de Egipto: Clave para Estados Unidos y Europa

La Casa Blanca insistió ayer en que no cortará el apoyo financiero a Egipto. Los ministros de exteriores de los Veintisiete ocho debaten hoy en Bruselas qué medidas tomar ante la crisis abierta la semana pasada por la masacre de las acampadas de los contrarios al golpe de estado. Los Estados Unidos y la Unión Europea-que no condenaron el golpe del 3 de julio que derrocó al presidente Mohammed Mursi, y luego denunciaron la violencia de las fuerzas de seguridad-van a remolque de los acontecimientos, en un país clave en medio de una región estratégica que está en plena ebullición. Y saben que hay muchas cosas en juego.

Yihadismo en el Sinaí
La represión alimenta la amenaza del resurgimiento de Al Qaeda

La península del Sinaí, frontera entre Egipto e Israel, ha sido desde hace décadas un foco de inestabilidad y el refugio de grupos yihadistas. “La gestión del Sinaí como zona militar durante la dictadura de Mubarak contribuyó a enquistarse dentro de las tribus beduinas las redes yihadistas que hoy amenazan tanto Israel como Egipto”, recuerda al ARA Jean-Pierre Filiu, profesor de la Science Po de París y especialista en Al Qaeda. Filiu advierte que “el baño de sangre en que los militares egipcios han inmerso su país sólo contribuirá a alimentar un peligro yihadista de potencial regional: hay que temer que el aplastamiento de las manifestaciones pacíficas empuje a la violencia una minoría islamista que ha convencido de que la vía política es inútil. Así los militares egipcios alimentarán el terrorismo que dicen combatir “.

Referente en Oriente Próximo
El golpe de Egipto divide la región y arrastra Libia y Túnez

Egipto es la principal potencia de Oriente Próximo, en términos políticos, militares y demográficos: lo que pasa en el Cairo, y el destino de su revolución, tendrá un impacto muy importante fuera de sus fronteras. El derribo de Mursi ha abierto un nuevo ciclo, que tiene un impacto evidente tanto en Libia como en Túnez, y ha puesto en peligro la posición de sus respectivos gobiernos. Todos los países de la región se han posicionado a favor o en contra del golpe. El apoyo viene de las monarquías del Golfo, Arabia Saudí, Bahrein, Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos y el régimen de Bashar al Asad en Siria, que desde el estallido de la revuelta del 2011 utiliza los mismos argumentos que los militares egipcios. La oposición es en Qatar y Turquía, el modelo de integración del islamismo político desacreditado con la revuelta de Taksim también se la ha jugado al lado de Mursi.

Garante de la paz con Israel
Los acuerdos de Camp David de 1979, claves de la estabilidad

Con la guerra civil en Siria, la amenaza de un Irán nuclear y un Líbano cada día más inestable, para Israel es básico que se mantenga la paz de Camp David, de 1979. “Para asegurar una paz continuada entre Israel y Egipto, la administración norteamericana debe continuar trabajando de cerca con los militares egipcios”, escribía hace unos meses en el Globalpost el analista de Oriente Próximo Nicholas Burns. Es en virtud de este acuerdo que Egipto recibe cada año casi mil millones de euros en concepto de ayuda militar norteamericana.

El estratégico paso de Suez
El 7,5% del comercio del mundo pasa por el canal

El Canal de Suez es la puerta de Europa hacia los países del Golfo y Asia. Pasa el 7,5% comercio mundial y unos 2,5 millones de barriles de petróleo diarios. Y la cincuentena de barcos que lo atraviesan cada día dejan unos 3.700 millones de euros cada año a las arcas egipcias: un recurso clave para un país que no tiene petróleo. Europa es el primer socio comercial de El Cairo, y la fuente del 80% de su turismo.

Una ola de refugiados?
El incremento de la violencia puede desencadenar una fuga en Chipre

Los cinco mil refugiados tunecinos que llegaron a la isla italiana de Lampedusa desencadenaron una fuerte crisis entre Francia e Italia y el cierre de fronteras dentro de territorio Schengen. El economista Bernard Siman recuerda que “Chipre está a 500 kilómetros de Alejandría: Europa no está preparada para una nueva ola”.

No hay comentarios

Deja tu comentario