El Real Madrid aplasta al Mallorca 5-2


Madrid ha reaccionado al segundo tiempo y ha cambiado el partido a su favor después de que el Mallorca pudiera marchar al descanso con ventaja de 1 a 2, gracias a los goles de Nsue y Alfaro –Higuaín había marcado por los blancos–. Tres goles consecutivos de Cristiano Ronaldo, Modric e Higuaín han dado ventaja a los blancos (4-2).

El Mallorca no ha tenido miedo y ha salido al Bernabéu a jugar de tú a tú en el Madrid. Con la moral por las nubes después de encadenar dos victorias consecutivas, y conscientes que era uno de aquellos partidos donde hay más a ganar que no a perder, los baleares han salido de la cueva y han puesto asedio a la defensa blanca. Sólo un par de llegadas han sido suficientes porque Nsue, de ninguno, introdujera la pelota en el fondo de la portería.

El Madrid ha reaccionado y ha encontrado el premio del gol por medio de Higuaín, que ha aprovechado un pase de la muerte de Pepe después de romper la defensa por el centro. Aun así, el Mallorca ha continuado presionando y Alfaro ha marcado el segundo a la salida de un córner.

Con ventaja, los baleares han optado por un planteamiento algo más defensivo, pero sin atrasar excesivamente las líneas. Nada de jugadores cerrados al área, únicamente orden y disciplina. El Madrid, con muchas bajas al equipo inicial –Benzema, Özil, Khedira y Xabi Alonso se han quedado al banquillo– no tenía juego en medio del campo y llegaba a la portería con centradas desde las dos bandas, que o bien la defensa o el portero Aouate podían solucionar.

Mientras el Madrid se precipitaba y José Mourinho se ponía nervioso a la banda, el Mallorca esperaba su momento para salir a la contra. Con Nsue y Giovani, los ataques eran rápidos y peligrosos, a pesar de que la mejor ocasión antes del descanso ha sido un golpe de hacia servicio de córner que ha salido rozando el palo.

A la reanudación, Mourinho ha sacudido el banquillo. Özil y Benzema han entrado al terreno de juego y los blancos han tenido más posesión de pelota y más recursos para atacar. Con ritmo y combinación han llegado los goles. Primero ha sido Cristiano Ronaldo, con un golpe de ninguno después de un córner (51′), después ha llegado una gardela de Modric desde fuera el área (54′) y un último gol de Higuaín, culminando una acción de tiralíneas (57′). Tres goles consecutivos para cambiar el marcador, y tres puñetazos por un Mallorca que se ha visto desarmado al segundo tiempo.

Mourinho, satisfecho por el resultado, ha renunciado a un jugador de ataque para reforzar el medio del campo (Xabi Alonso por Kaká) e impedir cualquier sorpresa al contraataque.

En el minuto 92 Benzema hizo el definitivo 5-2.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*