La planta Fukushima lanza 300 toneladas al día de agua radioactiva al mar


El gobierno de Japón ha informado este miércoles que cada día se arrojan al mar 300 toneladas de agua contaminada procedentes de la central de Fukushima.

La información llega después de que Tepco, la operadora de la planta, mostrara su preocupación por el aumento de la contaminación del agua subterránea en el subsuelo de los reactores.

El gobierno japonés ha dicho que la mayor parte del agua contaminada lanzada al mar se limita a las zonas próximas de la central, el puerto de la que se encuentra aislado del mar abierto por varias escolleras y diques de contención.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha pedido al ministro de industria del país, Toshimitsu Motegi, que elabore un plan para asistir a la operadora de Fukushima en las tareas para acabar con las fugas de agua contaminada de la planta.

El gobierno nipón quiere sacar adelante un proyecto que consiste en congelar la tierra alrededor de la central nuclear para bloquear la salida de agua al mar, según la agencia japonesa Kyodo.

Emergencia por el aumento constante de la radiactividad

El índice de radiactividad del agua subterránea debajo de la central de Fukushima ha aumentado 47 veces en los últimos cinco días, según muestras extraídas de pozos de la zona.

Una parte del agua contaminada proviene del mar y se mezcla con la que está afectada por la radiactividad en el subsuelo de la planta.

En julio las autoridades japonesas admitieron que se filtraba agua del mar a la central, lo que condujo Tepco, la empresa que gestiona la planta, a construir unas barreras subterráneas para evitar que el agua contaminada vuelva al mar.

Estaba previsto que las tareas de retirada del agua comenzaran a finales de agosto, pero se ha decidido adelantarse a esta semana a raíz de los últimos datos de contaminación.

Los técnicos de la central desconocen los motivos por los que la radiactividad del agua subterránea ha aumentado tanto. Parte del agua contaminada es utilizada, una vez retiradas la sal y las partículas radiactivas, para enfriar los reactores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*