Marruecos indulta a un pederesta español y lo expulsa del país


Un pederasta español condenado en 2011 a 30 años de prisión por haber abusado de once niños en Marruecos ha sido liberado por el indulto del rey Mohamed VI.

La liberación tuvo lugar el miércoles y ha despertado la indignación del país. Este ciudadano ha sido liberado junto con 48 españoles que estaban entre rejas y que podrán volver al país. La decisión la tomó Mohamed VI después de que el rey Juan Carlos se lo pidiera el pasado mes de julio cuando visitó Marruecos.

“Ha sido expulsado de Marruecos y se le ha prohibido que pueda volver a entrar en el país”, dijo en declaraciones a la agencia Efe el ministro de Justicia de Marruecos, Mustafa Ramid, que confirmó el indulto.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español agilizará los trámites para que los presos liberados vuelva al país.

Protestas en las redes sociales

El indulto ha desatado la indignación en el país, sobre todo en las redes sociales. El movimiento 20 de Febrero, que ya organizó diferentes manifestaciones contra la monarquía en 2011, en plena ola de protestas de la Primavera Árabe, ha convocado una marcha para este viernes.

“El indulto del rey es un segundo abuso para las víctimas”, dijo una usuaria en su Twitter.

“¿Esta es la manera que tiene Marruecos para llegar a la cifra de 10 millones de turistas cada año?”, Dijo sarcásticamente Nouhad Fathi, autor de un blog.

Hamid Krayri, el abogado de las víctimas, afirmó que el pederasta español fue condenado por haber abusado y haber filmado videos de niños de entre 4 y 15 años de edad.

El abogado del acusado, por su parte, ha dicho que su cliente fue liberado el miércoles y que tenía la intención de volver a España al día siguiente. Sin embargo, la embajada española en Marruecos no ha querido confirmar si el acusado ya ha sido liberado.

En Marruecos y en otros países de Oriente Próximo es habitual que se indulta prisioneros por circunstancias especiales, aunque la decisión de liberar a una persona condenada por pederastia ha despertado la indignación del país.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*